Chihuahua Noticias

Ofrece CEDH Chihuahua conferencia “Contradicciones entre el sistema de Justicia Penal y el de Reinserción Social”

Sólo un 2% de las personas privadas de la libertad logran reinsertarse en la sociedad: Consejero de la CEDH, José Carlos Hernández Aguilar

El especialista en Sistema Penitenciario e Investigación Criminal y Consejero de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos de Chihuahua, José Carlos Hernández Aguilar, impartió la conferencia “Contradicciones entre el Sistema de Justicia Penal y el de Reinserción Social”, celebrada en el auditorio de este organismo.

Al dar la bienvenida a los asistentes, el presidente de la CEDH Chihuahua, José Luis Armendáriz González, agradeció al Consejero por participar en la serie de conferencias enfocadas al análisis de los sistemas penitenciario y de reinserción en México y Chihuahua, para determinar si existe o no armonización entre estos dos.

En su exposición, José Carlos Hernández indicó que la diferencia entre ambos sistemas es un problema legislativo y jurisdiccional, ya que aún y cuando el artículo 4º. de la Ley Nacional de Ejecución Penal habla de la Reinserción social como “la restitución del pleno ejercicio de las libertades tras el cumplimiento de una sanción o medida ejecutada con respeto a los derechos humanos”, en ningún otro cuerpo normativo de México existe el concepto de Centros de Reinserción Social, sólo el de Centros penitenciarios, ya que el Derecho Penal nació con el propósito de “condenar” o “castigar” a quienes delinquen, por lo que los centros penitenciarios son espacios físicos para el cumplimiento de la “prisión preventiva” y “ejecución de penas”.

El experto en Sistema Penitenciario e Investigación Criminal sugiere una “triada reinsertoria”, al fusionar real, eficiente y legalmente a la sociedad, el Estado y la persona privada de su libertad, para una plena reinclusión en la sociedad.

Al ejemplificar con Chihuahua, mencionó que en el año 2010 existió la pena vitalicia para algunos delincuentes de alto impacto como el secuestro y la extorsión, lo cual desde su punto de vista nulifica el proceso de reinserción, ya que no será posible salir en libertad.

Dijo también que la ley contempla para las personas privadas de la libertad los derechos a la salud, educación, deporte, capacitación para el trabajo, trabajo y respeto a sus derechos humanos, y que actualmente se cuenta con un déficit de 4 mil millones de pesos, sólo en el ámbito de atención a la salud de estas personas.

El especialista sugirió la creación de Centros de Resiliencia Social, espacios creados por el Estado para que las personas que viven un proceso de reinserción, tengan la capacidad tanto individual como socialmente de enfrentar sus adversidades y transformarlas de manera positiva al salir en libertad.

“La solución está en los centros de reinserción social (Cereso´s), cuando haya orden, respeto y disciplina en estos lugares se acabará con la inseguridad y la violencia en Chihuahua y en México”, enfatizó el Maestro Hernández Aguilar.