Iberoamérica Noticias

Defensora de Costa Rica gana el Premio Internacional en Derechos Humanos

Montserrat Solano Carboni, Defensora de los Habitantes de la República de Costa Rica, recibirá el Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos en una ceremonia a celebrarse este martes 21 de febrero en la Residencia del Embajador de Francia, Thierry Vankerk-Hoven. Tanto el embajador Vankerk-Hoven como su homólogo alemán, el Dr. Ingo Winkelmann, harán entrega de la medalla destinada a la señora Solano, quien el pasado 1 de diciembre de 2016 no pudo asistir a la gala de premiación en Berlín.

Montserrat Solano fue una de las 15 personalidades a nivel mundial en recibir el primer Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos y el Estado de Derecho el año pasado. Este galardón, creado en 2016 de manera conjunta por los gobiernos de Alemania y Francia, busca reconocer la labor de personas que defienden los derechos humanos en sus países de origen. Las embajadas alemanas y francesas en todo el mundo fueron las encargadas de proponer candidatos a sus respectivos ministerios de Relaciones Exteriores.

Según recordó Ingo Winkelmann, embajador de Alemania en San José, “proteger y promover los derechos humanos representa el centro de la política exterior tanto de Francia como de Alemania”. Por su parte, Thierry Vankerk-Hoven, embajador de Francia, señaló que la atribución de este premio a la señora Monserrat Solano, “simboliza la importancia de su contribución a la defensa de los derechos humanos, valores que comparten Francia, Alemania y Costa Rica, y refleja la voluntad común de estos países de defender el Estado de Derecho y el multilateralismo en el seno de la comunidad internacional”.

La Defensora de los Habitantes aprovechó esta oportunidad para hacer un llamado al país sobre la necesidad de aprobar la ley marco contra la discriminación, cuya redacción la Defensoría viene apoyando en el Congreso. Asimismo, recordó que Costa Rica “debe hacer un mayor esfuerzo para que su liderazgo internacional en la promoción de los Derechos Humanos refleje, en el ámbito nacional, una vivencia plena y cotidiana de libertad, igualdad y justicia”.

Como parte del premio, las personas laureadas recibieron una invitación para viajar a Berlín, ciudad en la que tuvo lugar la ceremonia de entrega el mismo 1° de diciembre de 2016. Sin embargo, en esa ocasión, doña Montserrat debió cancelar su participación y permanecer frente a la Defensoría debido al papel fundamental que jugó esta institución durante la emergencia provocada por el huracán Otto.

Los demás galardonados con la primera edición del Premio Franco-Alemán de Derechos Humanos y el Estado de Derecho 2016 fueron: Tahmima Rahman (Bangladés), Oleg Goulak (Bielorrusia), Maria da Penha (Brasil), Saray Thun (Camboya), Maximilienne Ngo Mbe (Camerún), Beverley K. Jacobs (Canadá), Wang Qiaoling (China), Sunitha Krishnan (India), Mary Lower (Irlanda), Pietro Bartolo (Italia), Eva Abou Halaweh (Jordania), Sarah Belal (Paquistán), Valentina Tcherevatienko (Rusia), Jacqueline Moudeïna (Chad), así como a los Cascos Blancos (Siria).

Los gobiernos de Alemania y Francia y las embajadas que los representan se complacen en haber podido finalmente hacer entrega a Montserrat Solano de un muy merecido reconocimiento a su trabajo por los derechos humanos, tanto dentro como fuera de Costa Rica.

Fuente: Defensoría de Costa Rica